Realizar inversiones financieras puede convertirse en una de las decisiones más importantes y delicadas de la vida, dependiendo de los objetivos que se quieran alcanzar y el capital que destine. Las inversiones de impacto son ahora una opción bastante atractiva, ya que permite ganar y ayudar al mismo tiempo, si bien es cierto que estas inversiones responden a tasas menores que las del mercado, estas son algunas razones por las que debería considerar seriamente incluirlas en su portafolio de inversiones.

Existen problemas ambientales y sociales, tanto a nivel local como global, que necesitan ser atendidos, tales como el hambre, la pobreza, enfermedades; lamentablemente ni los gobiernos ni la filantropía uniendo esfuerzos tienen el poder y la solvencia para resolver estos problemas sin ayuda.
Por fortuna el emprendimiento toma cada vez más poder y tienen un gran potencial para apoyar en la búsqueda e implementación de soluciones a los problemas ambientales y sociales, es aquí donde el capital privado tiene la capacidad de impulsar el crecimiento y atraer talento para los nuevos proyectos de emprendimiento que tienen una causa social.
No importa si se trata de empresas con o sin fines de lucro, las inversiones con impacto tienen el objetivo de apoyar a todas aquellas que tengan un compromiso social. Hacer una inversión de este tipo ayudará a contribuir a la resolución de problemas y resanar los daños de la sociedad, abriendo paso a condiciones más adecuadas para el desarrollo y el crecimiento económico.