Cualquier empresario exitoso sabe cual es la regla más importante de los negocios: el tiempo es dinero. Por este motivo y muchos otros, un jet privado puede convertirse en un gran aliado en el mundo de los negocios.

Una de las más grandes limitantes para el ser humano es el tiempo; no hace distinciones entre nuestras ocupaciones o nuestros puestos de trabajo, y muchas veces puede que una mala jugada lo ponga en nuestra contra. Por eso, especialmente para aquellos hombres de negocios con múltiples ocupaciones y que tienen en sus manos la toma de decisiones importantes que afectan a muchas otras personas, es indispensable poder tomar acción en el momento adecuado y manejar las situaciones con la debida prontitud.

Las reuniones virtuales aún no son la solución perfecta para todos

Aún y cuando en el último año hemos visto un crecimiento acelerado en la tendencia del trabajo remoto y aunque muchas empresas no limitan sus operaciones en una sola ciudad (o tal vez ni siquiera en un solo país) sigue existiendo una infinidad de circunstancias en las que para cerrar tratos de negocios es necesario estar presente en un lugar y hora específicos y una conferencia por Zoom no es suficiente.

Aunque viajar en vuelos comerciales puede resultar una excelente opción, es innegable que hacerlo en un jet privado tiene muchas ventajas adicionales, una de las principales es que el avión estará a tu disposición justo en el momento en el que lo necesites y no dependerás de los itinerarios de la aerolínea.

Viaje en jet privado: lujoso, cómodo, práctico y sobre todo, seguro

En estos tiempos que estamos viviendo, viajar en jet privado ya no únicamente se trata de disfrutar de una opción de transporte cómoda, práctica y exclusiva, sino que además esta alternativa brinda un nuevo nivel de seguridad al reducir el número de pasajeros y el contacto con otras personas.

La renta de jets privados abre el mundo de la aviación privada a todos aquellos para quienes no es viable tener un avión propio, eliminando trámites, mantenimiento y sobre todo costos, pero dando oportunidad de disfrutar de todos los beneficios, tales como itinerarios personalizados, mayor espacio para equipaje, hangares y salas de espera privados, por mencionar solo unos cuantos.

Añadiendo a la versatilidad de este medio de transporte se encuentran las distintas categorías de jets privados, que se dividen según sus características, tamaño y amenidades. Así podemos encontrar desde jets pequeños, ligeros y compactos hasta los jets pesados de cabina grande. Al momento de rentar un jet privado, conocer qué categoría es la que mejor se ajusta a tus necesidades te ayudará a tener un viaje de negocios más placentero y productivo.

Otro beneficio de rentar en lugar de comprar un avión privado es que de esta forma podrás probar distintos modelos e ir aprendiendo cuáles van mejor con tus necesidades y estilo de vida, además de que si estas cambian, tendrás mucha mayor flexibilidad para elegir un modelo distinto sin tener que estar atado a uno solo. El mayor lujo es poder viajar a tu antojo sin importar el fin, cuando tú decidas, cómo tú decidas. ¡Eleva tus negocio al siguiente nivel!

Comienza a gozar de las ventajas de la aviación privada y viaja con Aerosafin, tu mejor opción para rentar o comprar un jet privado.