Los guantes para frío son un accesorio que ha existido por siglos y que tiene distintos usos según la ocasión y la persona que los usa. Existen varios tipos de guantes y de materiales muy diversos, tan sólo por mencionar los más comunes están tradicionales que tienen un lugar individual para cada dedo y otros que guardan todos los dedos juntos, excepto el pulgar.

Ahora que el invierno se aproxima y la temperatura comienza a bajar es el momento perfecto para renovar tus guantes o comprar tu primer par, después de todo utilizas las manos para casi todas las actividades que realizas en el día y merecen que las protejas de las inclemencias del tiempo. 

Recuerda que no es suficiente que tus guantes sean de una calidad extraordinaria, pues para que se conserven en buen estado es indispensable que les des un buen trato. Ya sea que tengas una colección de este accesorio o estés por iniciar una, te damos algunos tips para cuidar de tus guantes para frío en esta temporada helada.

4 tips básicos para cuidar de tus guantes para frío

guantes para frío
  1. Al ponerlos no los jales del puño, en lugar de eso empuja poco a poco por los espacios que se encuentran entre los dedos.
  2. Para quitartelos jala suavemente la punta de cada uno de los dedos hasta que el guante salga por completo.
  3. Al guardar tus guantes fíjate que estén en una superficie plana y que conserven su forma. Evita guardarlos doblados, incluso cuando los guardas en tu abrigo.
  4. Si son de algún material como piel o gamuza, procura darles el cuidado necesario utilizando productos de limpieza y mantenimiento, así siempre se verán y estarán en óptimo estado.

Obtén los mejores consejos en Aerosafín

Ahora ya lo sabes, además de su función práctica, los guantes también pueden servir como una extensión más de tu estilo personal. Protégete del clima con guantes para frío y cuida de ellos al mismo tiempo con estos simples consejos de Aerosafín.