Un estilo de vida saludable que nos permita tener la energía necesaria para llevar a cabo nuestras actividades cotidianas comienza con el dormir bien, ya que sin esto simplemente no seremos capaces de mantener nuestro desempeño en niveles óptimos, además de que también puede acarrearnos problemas de salud graves.

Es por ello que antes de sacrificar horas de sueño es importante recordar los estragos que el no dormir bien puede tener sobre nuestro organismo, además de buscar y tomar las medidas que sean necesarias para tener noches de descanso reparador. Con este objetivo en mente, hoy te presentamos algunos tips y hábitos a incorporar a tu rutina para dormir mejor.

4 consejos y hábitos a tomar en cuenta para dormir bien

Establecer una rutina 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un adulto común debería de dormir en promedio 7 u 8 horas diarias. Tomando esto en cuenta, llevar una rutina rigurosa para dormir estableciendo un orden tanto en la hora para ir a la cama como para despertar puede facilitar cumplir con nuestros requerimientos de sueño de manera más sencilla, además de que si lo hacemos un hábito con el tiempo tendremos bien marcados nuestros tiempos de sueño y será mucho más sencillo caer dormido a pesar de factores externos como el ruido por ejemplo.

dormir bien

Llevar una dieta balanceada

Una dieta balanceada ayuda a mantener al cuerpo sano y el alimentarse adecuadamente también sirve para evitar problemas de fatiga, insomnio, ansiedad y otros trastornos del sueño. De igual manera es importante evitar las bebidas con cafeína durante la tarde-noche si lo que se busca es conciliar el sueño tan pronto como sea posible al acostarnos.

Ducharse por la noche

Una ducha caliente por la noche puede ayudar a que nos de sueño rápidamente, ya que ayuda al cuerpo a relajarse en gran medida, por lo que hacerlo antes de ir a la cama es ideal para dormir profundamente. 

Ejercitarse durante la semana

Si bien un estilo de vida demandante puede dejar poco tiempo para realizar ejercicio, hacerlo de manera frecuente puede tener grandes beneficios a la hora de ir a dormir. Al agotar nuestro cuerpo con rutinas de ejercicio constante (que puede ser desde salir a correr, caminar o una rutina de gimnasio más elaborada), el cuerpo buscará naturalmente un sueño profundo y reparador, lo cual nos hará mucho más simple el quedarnos dormidos.

Descansa como rey al viajar con Aerosafín

Si viajas seguido y te gustaría dormir bien antes de llegar a tu destino consiguelo con nosotros contratando tu propio avión privado donde no solo te garantizamos un confort sin igual en las alturas, si no también el mejor de los servicios para que no tengas que preocuparte por nada.
Reserva tu próximo vuelo con Aerosafín, solo visitanos aquí aerosafin.com/reserva-ahora y uno de nuestros agentes se hará cargo de ti.