Nos hemos acostumbrado a hacer multitasking a causa de nuestra lista diaria llena de pendientes y la flexibilidad que nos dan los dispositivos móviles. Sin embargo, mantener el ritmo de esta forma no es sencillo ni tampoco recomendable, pues es difícil eliminar las distracciones que son mayores, la calidad del trabajo es menor y eventualmente se terminan generando grandes niveles de estrés.

Expertos coinciden en que lo mejor es trabajar en una sola cosa a la vez con el 100% de nuestra atención, así somos más capaces de eliminar las distracciones y mejorar la productividad con niveles más bajos de estrés. Pero el problema es que estamos tan acostumbrados a hacer varias cosas a la vez que ya nos resulta complicado enfocarnos solamente en una.

Poniendo en práctica estos consejos te resultará más sencillo cambiar tu forma de trabajar para que puedas hacer más cosas y mejor hechas, incluso si deseas mejorar tu productividad en tus viajes podrás trabajar más eficientemente durante tu vuelo privado.

Mantente hidratado
La concentración y las habilidades mentales decaen con la deshidratación, por lo que es importante que tomes suficiente agua durante el día. La necesidad de agua de cada persona es distinta, pues depende mucho de su estilo de vida y de su entorno, pero si prestas atención a tu cuerpo y a tu desempeño descubrirás cuándo y cuánto necesitas hidratarte.

Cuida la temperatura de tu entorno
La productividad de las personas disminuye cuando perciben el ambiente demasiado frío o caliente, pues mientras el calor te relaja y te hace menos eficiente, el frío te puede provocar estrés mental. Es más fácil concentrarse cuando la temperatura es la adecuada, si estás enfrentando problemas para mantener la atención en tus actividades revisa este detalle.

Bloquea las distracciones
Es un tanto más sencillo cuando trabajas en la computadora y puedes hacerlo en el modo de pantalla completa, o bien, desactivar las notificaciones del calendario, mensajes y email, tanto de tu computadora como de tu celular.
Por otra parte, considera tomar pequeños descansos de la actividad a realizar, especialmente si te tomará mucho tiempo. Antes de empezar a trabajar determina por cuánto tiempo necesitas trabajar para ver resultados y cuánto tiempo puedes tomar para un pequeño descanso, así te será un poco más sencillo evitar las distracciones mientras debes trabajar.

Haz limpieza antes de comenzar a trabajar
No tiene que ser necesariamente en tu espacio de trabajo (aunque lo recomendable es que esté organizado y te haga sentir cómodo), ni por mucho tiempo. Con que dediques algunos minutos para ordenar algo que sepas que lo necesita, puede ser tu carro, la cocina o hasta el jardín, antes de comenzar a trabajar eso te ayudará, especialmente si es algo que traes en mente y te preocupa. Hacer esto te da la sensación de satisfacción y te deja con ganas de lograr más, lo que podrás hacer cuando empieces a trabajar

Todo se trata de eliminar las distracciones y si eres constante finalmente se te hará el hábito y te enfrentarás a menores problemas de concentración.